Es muy importante prestarle atención al modelo de juego. Un modelo de juego es una figura que usted tiene que completar para ganar el mismo. Completando dicha figura usted ganará en forma automática. Los modelos poseen cada uno una dificultad diferente, siendo algunos mas fáciles de completar que otros. Los modelos más sencillos son aquellos compuestos por líneas rectas en una de las direcciones: horizontal, vertical o diagonal. El “coverall” es el Bingo más sencillo y tradicional, donde usted tiene que cubrir la tarjeta completa para poder ganar.

El cartón de Bingo es una grilla cuadriculada de 5 por 5. Los cuadrados que lo conforman (25 de ellos) sirven para formar 5 líneas verticales y 5 líneas horizontales. Las líneas verticales corresponden a las 5 letras de la palabra Bingo, siendo la primera línea vertical la que corresponde a la letra B, la segunda línea vertical a la de la I, y así sucesivamente hasta la quinta y última línea, que corresponde a la O de la palabra Bingo.

A cada línea vertical le corresponden ciertos números, que están siempre dentro del mismo rango, pero que varían dentro de éste por cada cartón de bingo. Siguiendo esta estructura, los números asignados para cada letra son los siguientes:

B: del 1 al 15
I: del 16 al 30
N: del 31 al 45
G: del 46 al 60
O: del 61 al 75

Los números asignados a cada letra variarán de tarjeta en tarjeta, siendo generados de forma aleatoria cada vez que se imprime una tarjeta, por lo que es muy difícil encontrar dos cartones de bingo que tengan los mismos números.

La ley de probabilidades indica que todos los números serán cantados por lo menos 3 veces por sesión de bingo (comprendiendo varios juegos de bingo)… pero esto no es así.

Aquí le presentamos la Tabla Acumulativa de Probabilidades para ganar al Bingo.

Como ya dijimos, cada cartón de Bingo contiene 25 celdas divididas en una grilla de 5×5.

El espacio del centro está libre; es decir que hay 24 espacios que pueden haber sido acertados en el transcurso del juego. Es decir que 2^24 = 16,777,216 diferentes modelos pueden tener al menos una combinación ganadora. Para cada uno de estos 16,777,216 modelos, es necesario contar cuántos espacios están ocupados y calcular también si el modelo contiene un Bingo ganador.

Por ejemplo, si hay 24,10 combinaciones, hay 1,961,256 posibilidades de acertar 10 espacios de un cartón. Ahora habría que calcular cuantas de estas 1,961,256 posibilidades tienen al menos un Bingo ganador. Ahora podremos dividir este resultado por 1,961,256 y obtendremos la probabilidad de ganar al Bingo.