De una manera completamente contraria a como ocurre en juegos de cartas como el blackjack o en cualquier otro juego de casino, en el juego de bingo no se juega contra el crupier ni contra la banca, sino que se hace contra el resto de jugadores, por lo que jugar al bingo de 75 o de 90 bolas, que son los más conocidos, no afecta a las posibilidades de cantar bingo.

El verdadero aspecto que define las probabilidades cantar bingo es el número de personas que estén jugando al mismo tiempo y el número de cartones que tienes. El número real de posibilidades de ganar es muy sencillo, dividir en número que se tiene dividido por el número de cartones vendidos en total:

Cien por número de cartones de bingo que tengo sobre número de cartones de bingo vendidos en total, igual a las opciones de ganar un bingo.

Con esta sencilla regla matemática se saben las probabilidades exactas que tiene un jugador de cantar bingo.

El problema es que no siempre se sabe ni la gente que hay ni los cartones que tiene cada uno de forma que es prácticamente imposible optimizar el número de cartones para aumentar las opciones de victoria en bingo en las apuestas de casinos.